logo

 

Contáctenos

Correo: info@akubica.com
Teléfono: 81 1768 1144

Teléfono ventas CDMX: 55 4636 3234
Teléfono ventas Monterrey: 81 2568 6867

¿La Automatización Digital de Procesos pone en riesgo mi trabajo?

Por Daniel Roldán

Gerente de Ventas CDMX

droldan@akubica.com

 

 

Desde inicios de la historia el hombre ha visto la necesidad agilizar las labores cotidianas, hacerlo más rápido y con menor esfuerzo. Esta necesidad ha impulsado las tres revoluciones industriales anteriores. El uso del vapor, la producción en serie y el uso masivo de la computadora permitieron a la humanidad evolucionar y hacer más eficientes a las empresas, reducir costos y, sobre todo, poder producir a mayor escala.

 

Avances tecnológicos como las líneas de producción masiva comenzaron a requerir de cada vez menos intervención humana. Las personas que antes hacían su trabajo manualmente comenzaron a sentir temor de verse reemplazados por la tecnología y el impacto que hacía en las empresas.

 

La llegada de la cuarta revolución industrial, caracterizada por la automatización de procesos y la inteligencia artificial, representa otro gran cambio en la manera de trabajar y hacer negocios. Algunas personas ven con cierto recelo la adopción de estas tecnologías disruptivas, pensando que su trabajo está en riesgo.

 

¿Están justificados sus temores? La respuesta es un rotundo NO. Si bien es cierto que tecnologías como la Automatización Digital de Procesos (DBA por sus siglas en inglés) elimina tareas manuales repetitivas como captura, recolección y/o procesamiento de información, validación de documentos y otras actividades predecibles, esto abre una enorme área de oportunidad para quienes pasaban gran parte de su jornada laboral en actividades que no impactaban la visión global del negocio.

 

La historia ha demostrado que con cada gran avance en la automatización hay un reacomodo en las funciones y trabajos, fomentando el crecimiento laboral y la creatividad. En esta nueva era las organizaciones tendrán que colocar al personal en tareas donde se tomen decisiones que requieran de la inteligencia humana, donde aporten valor y hagan diferencia. Es así como, capturistas se convierten en analistas, las personas usarán su intelecto para producir valor, que pueda tomar las decisiones correctas en el momento que se requiere.

 

Diversos analistas concuerdan en que tendremos que trabajar con algún robot y/o motor de inteligencia artificial como compañero en pocos años. Es importante que los empleados sepan potencializar el valor que aportan a la empresa, así como para la empresa lo será el saber posicionar a los empleados para obtener valor.

 

Actualmente se están creando nuevas áreas laborales y oportunidades de crecimiento en el área de TI, como comité de automatización de procesos, administradores de fuerza de trabajo digital, científicos de datos, especialistas en machine learning, especialistas en RPA, entre otros. No se trata de “cortar cabezas”. Las empresas deben de comenzar a pensar cómo hacer mucho más con lo mismo.

 

Finalmente me gustaría dejarles esta pregunta en mente: ¿Qué pasaría si las empresas pudieran automatizar las actividades humanas que no podían en el pasado?

 

Espero sus respuestas.

 

No Comments

Post a Comment

Comment
Name
Email
Website